miércoles, 11 de junio de 2014

Al filo del mañana: Entretiene, divierte, repite.




Durante los últimos años Tom Cruise ha refrescado muy bien su imagen con la acción y picardía mostrados de una manera bien balanceada (La guerra de los mundos 2005, Knight and Day 2010, Misión Imposible: Protocolo Fantasma 2011), sin llegar a su época dorada (Risky Bussines 1983, Top Gun 1986, Rain Man 1988, Nacido el 4 de Julio 1989, A few good men 1992, Jerry Maguire 1996).

Sin embargo aunque Edge of Tomorrow es entretenida y divertida una y otra y otra y otra vez, tiene algunas cosas que parecen propaganda para la Cienciología.

Empecemos:
Su personaje se vuelve "inmortal" (por cuestiones argumentales de la película que no es importante), en la Cienciología se llega a la salvación por medio de eliminación de cargas de memorias de vidas pasadas que crean un bloqueo de energía, se debe entrenar una y otra vez para dominar las técnicas en lugar de que ellas te dominen, este proceso puede tardar mucho tiempo a través de muchas vidas (así como en la película misma).

La Cienciología es politeísta, existe un nivel jerárquico de dioses, en la película, existen diferentes tipos de alienígenas, unos más poderosos que otros (Alfa, Omega). Además la Cienciología apoya (o más bien asevera) la existencia de alienígenas, y los ve como enemigos del ser humano.

Pasando al aspecto visual de la película, siempre espero que me impresionen con la forma en la que serán los alienígenas y esta vez parece que copiaron descaradamente a los centinelas de Matrix (1999), y que la conexión del Omega con Tom Cruise y por ende la importancia de la sangre de éste para el destino de la tierra me pareció una referencia a Harry Potter y la Piedra Filosofal (2001) en donde Lord Voldemort y Harry Potter están enlazados por "sangre" y uno necesita morir para que el otro prevalezca.

Emily Blunt; muy guapa, sin embargo a veces parece más un estorbo o el elemento femenino para equilibrar género en la pantalla, pero se va quedando muy por detrás de Cruise.

Al final de la película, al igual que Tom Cruise uno puede adivinar el desenlace ya que se vuelve predecible, aún siendo una historia de incontables viajes al pasado, la historia es plana, saltan algunas incoherencias pero no se aleja de la idea principal, bastante llana.

Sígueme en Twitter en: @jlgr10

3 comentarios:

  1. Es indiscutible los saltos en la temporalidad, los cuales permiten de alguna manera la preparación del plan para atacar al Omega. Premoniciones que se dan a partir de la vivencia repetida.
    Por otro lado, desde el plano psicológico es un tanto pesada por la repetición que se plantea, aunque dejando de lado las escenas en las que vuelve nuevamente a revivir, sigue el itinerario de un plan que en este caso le permite ni siquiera imaginarlo, sino presenciarlo, haciendo aparentemente más fácil la búsqueda y la puesta en marcha de dicho plan.
    En general, es bueno el planteamiento de los saltos temporales, me recuerda un tanto al filme El día de la marmota, en la que también hay un despertar continuo en el mismo día y la repetición de acciones que permiten cambiar el futuro del personaje.

    ResponderEliminar

Los comentarios sólo son para abrir debates, se sugiere no usar el presente para integrar un tipo de lenguaje que sea ofensivo y obsceno ya que la seriedad del blog es sumamente alto.

Follow by Email