lunes, 15 de diciembre de 2014

Interstellar - Nolan como el nuevo Kubrick



País: EUA-Reino Unido
Año: 2014
Actúan: Matthew McCounaghey, Jessica Chastian, Anne Hathaway, Casey Affleck
Dirige: Christopher Nolan
Guión: Christopher Nolan, Jonathan Nolan
Fotografía: Hoyte van Hoytema
Duración: 169’

Nolan siempre nos ha acostumbrado a relatos densos y llenos de recovecos, sin embargo en esta entrega va mucho más allá.

Las referencias a la teoría M, relatividad del tiempo, agujeros negros, inteligencia artificial conjugados con un drama familiar nos llevan a una historia que aunque en ocasiones puede ser predecible es totalmente fascinante.


Jamás pensé ver en el cine mainstream una muestra de cómo se percibe la visión de un espacio de cuerdas de tipo 1 (véase referencias a la teoría de cuerdas) para relatar una historia de padre-hija.

No podían faltar los actores fetiche de Nolan, Michael Cain, Anne Hathaway, un renovado Matthew McCounaghey (nada que ver con lo que vimos en 2005 en Sahara), aunque también vemos a un Matt Damon que no viene mucho al caso, pero que sirve a calzador para crear una atmósfera (nunca mejor dicho) de ansiedad y emoción palomera.

El robot modular TARS, una genialidad, una muestra sarcástica que no podría ser interpretada por un humano de manera tan adecuada.

Nolan nos lleva esta vez (de manera forzada) en un drama familiar, el problema es que trata de atarlo a como de lugar con la historia que debería ser la principal, utilizando ambas historias como trampolín una de la otra.

La musicalización es sublime, no hay más que decir en ese apartado, sobre todo en la escena de la despedida/secuencia de despegue, es llorar a moco tendido.


El final es complaciente, abarca demasiadas ideas , tal parece que a diferencia de Inception, no quiere dejar ningún cabo suelto al espectador, todo debe tener una respuesta.

Sin duda una película que, al igual que su gran inspiración: A Space Odyssey (1968), sea igual de menospreciada y sólo futuras generaciones le den el lugar que merece, no precisamente a Nolan, sino al conflicto humano con sus emociones internas así como su lucha por prevalecer a toda costa.

Al final vemos una colonia tubular, la que siempre nos presentan en NatGeo, me parece muy sencillo, habiendo en la película tanta originalidad, ver otros recursos trillados, pero la balanza se inclina hacia lo positivo, una recomendación como pocas veces lo hago.


Sígueme en Twitter en: @jlgr10

Follow by Email